Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
El acné es un problema frecuente que
requiere un tratamiento temprano y eficaz.
Para el acné existen distintos tipos de tratamientos; en muchos
casos una combinación de ellos es lo más eficiente.
Los dermatólogos de IML le pueden recomendar cuál
es el tratamiento ideal para eliminar el acné.
IML cuenta con Acné Repair, un tratamiento específico
para eliminar el acné activo y las marcas de acné.
El tratamiento con láser es una herramienta
muy eficaz para eliminar el acné.
  

Tratamiento del acné con láser y sistemas de luz

Aunque existe una amplia variedad de tratamientos para el acné, en muchos casos los pacientes buscan alternativas a los tratamientos convencionales. Suelen ser pacientes con acné crónico que han realizado múltiples tratamientos con respuestas parciales.

Esquemas que muestran la estructura de la piel

Esquema que muestra la estructura de la piel.

Los objetivos del tratamiento con láser o sistemas de luz son tres:

  1. Reducir los niveles de Propionibacterium acnes.
  2. Disminuir la secreción de la glándula sebácea.
  3. Inducir un efecto antiinflamatorio.
Si desea obtener información personalizada sobre el tratamiento de acné más adecuado para usted, puede solicitar una consulta informativa gratuita con uno de nuestros dermatólogos expertos.

Fototerapia y Terapia Fotodinámica: el efecto de la luz sobre el Propionibacterium acnes

Fototerapia

El P. acnes es un microorganismo presente en la glándula sebácea que está relacionado con la patogenia del acné.

Produce en su metabolismo unas moléculas derivadas de la porfirina (protoporfirina, uroporfirina, coproporfirina III). Estas moléculas son fotosensibles, es decir, absorben la luz visible de unas determinadas longitudes de onda entre el azul y el rojo (400-700 nm).

Al absorber la luz se produce en estas moléculas un cambio de estado, que lleva a la formación de radicales libres y oxígeno singlete. Estos últimos compuestos son tóxicos para el propio microorganismo ya que generan un daño en los lípidos de su membrana y por lo tanto, se produce la destrucción del mismo.

Aprovechando esta característica del microorganismo, se pueden emplear diferentes sistemas de luz que actúen, reduciendo su concentración, entre ellos: sistemas de Luz Pulsada Intensa (IPL), Láser de Colorante Pulsado (PDL) con longitud de onda entre 585-595 nm, Láser KTP con longitud de onda 532 nm y sistemas de LEDs (Omnilux). Los más utilizados son los sistemas LEDs (Omnilux) y el IPL.

Los sistemas de LEDs (Diodos Emisores de Luz) son pequeñas lámparas ensambladas en paneles que emiten luz de baja intensidad. Se trata de luz no coherente de banda estrecha. Para el tratamiento del acné se suele emplear la luz azul (415 nm) y la luz naranja (633 nm).

El tratamiento del acné con láser y sistemas de luz mejora el acné

El tratamiento del acné con láser y sistemas de luz mejora el acné

La fototerapia se realiza de la siguiente forma:

  • Se limpia la piel previamente o se realiza una exfoliación suave y posteriormente se aplica la luz.
  • Este tratamiento requiere una serie de sesiones seguidas, por lo menos una o dos por semana, con un número total no menor de 8 sesiones.
  • La indicación principal es para el acné inflamatorio, aunque la exfoliación previa también mejora los comedones.

Terapia Fotodinámica

La forma de tratar el acné con sistemas de luz se denomina Terapia Fotodinámica y el tratamiento consiste en sesiones en las que se aplica esta fuente de luz.

Se puede realizar con un fotosensibilizante externo, es decir, se aplica un producto fotosensible, el ácido 5-aminolevulínico (ALA) o un derivado, el éster metílico de ALA (MAL). Estos productos se metabolizan y se convierten en Protoporfirina IX, que es un potente fotosensibilizador.

Con la aplicación previa de ALA o MAL conseguiremos una mayor destrucción de P. acnes. En este caso también habrá un efecto sobre la glándula sebácea, ya que el ALA se acumula en la unidad pilosebácea, por lo que es otro factor para la mejoría del acné.

Equipo de Fototerapia con LEDs en el Instituto Médico Láser

Equipo de Fototerapia con LEDs en el Instituto Médico Láser.

La Terapia Fotodinámica con ALA o MAL se realiza de la siguiente forma:

  • En primer lugar se desengrasa la piel con acetona.
  • Se puede realizar una exfoliación suave con ácido salicílico para mejorar la penetración del producto.
  • Se aplica ALA o MAL por la superficie a tratar (la zona facial, la espalda, etc.)
  • Se cubre la zona durante un tiempo de 1 a 3 horas con la finalidad de que el producto se absorba y no se exponga a la luz.
  • Pasado este tiempo se retira el producto y se aplica el sistema de luz, normalmente LEDs de luz azul o roja, durante unos 20 minutos.
  • Hidratamos la zona y aplicamos fotoprotector.

Estas sesiones se suelen repetir cada 7 o 15 días en función de la intensidad de la reacción. Normalmente la zona tratada se enrojece tras el tratamiento y puede persistir durante unos días. El paciente tiene que tener especial precaución con la exposición solar, ya que el producto es fotosensible y puede permanecer un tiempo en la piel. Es importante explicar al paciente los efectos secundarios de rojez y fotosensibilidad que puede tener.

El tratamiento del acné con Terapia Fotodinámica con la aplicación de ALA o MAL es una alternativa muy eficaz.

El efecto sobre la glándula sebácea

Todo tratamiento que afecte a la glándula sebácea reduciendo o cambiando su producción de sebo tiene un efecto beneficioso sobre el acné. El caso más importante es el de la isotretinoína oral.

Este efecto sobre la glándula sebácea lo podemos conseguir con sistemas láser. La propiedad que tiene que tener un láser para afectar a la glándula sebácea es que su calor penetre lo suficiente.

La glándula sebácea se localiza aproximadamente a una profundidad entre 0,5-1 mm. desde la superficie cutánea.

Pieza de mano del láser 1540

Pieza de mano del láser 1540.

Los láseres que presentan una mayor capacidad de penetración son aquellos cuya longitud de onda se acerca al infrarrojo. En el pasado se ha trabajado con equipos de longitudes de onda de 1320 a 1540 nm. El problema de estos láseres es que cuando emiten toda la energía de una vez la sensación de calor es importante y suele ser bastante desagradable para el paciente.

Hoy en día disponemos de equipos láser que emiten la energía de forma fraccionada. Esto quiere decir que la luz se emite dividida en pequeños microdisparos, que sí alcanzan una profundidad suficiente como para afectar a la glándula sebácea pero la sensación térmica para el paciente no es desagradable.

El equipo que empleamos en la actualidad se denomina Starlux 1540 (Palomar Medical Tecnologies), su longitud de onda de 1540 nm permite un alto grado de penetrabilidad. Presenta un sistema patentado de microlentes y disponemos de diferentes cabezales que consiguen alcanzar una profundidad de hasta 1 mm. (sistema extradeep), que pueden alterar la glándula sebácea con el efecto beneficioso que eso supone para el tratamiento del acné.

Láser CO2

Láser CO2.

Otro efecto que no debemos descartar de este equipo es la capacidad de remodelación de la piel: es evidente en muchos pacientes la mejoría de la textura y calidad de la piel. Se han realizado estudios histológicos donde se demuestra este beneficio en cuanto a calidad del colágeno y fibras elásticas.

Además, como una de las causas principales del acné es la hiperqueratinización folicular inicial, este láser hace que mejore la estructura de la piel, reduciendo probablemente el riesgo de este problema de queratinización.

La forma de realizar el tratamiento con Starlux 1540 es la siguiente:

  • Se debe limpiar la piel del paciente con una loción limpiadora y aplicar crema anestésica durante una hora.
  • La luz se aplica por toda la zona a tratar, realizando varios pases.
  • Posteriormente el paciente presenta un enrojecimiento que requiere aplicación de crema antiinflamatoria.
  • El número de sesiones que se deben realizar con Starlux 1540 es aproximadamente de cuatro. Se recomienda distanciarlas un mínimo de un mes.

Normalmente el paciente presenta cierto enrojecimiento pero no le impide incorporarse a su actividad normal.

Los pacientes van notando con el paso del tiempo la piel menos grasa, el poro se cierra de forma importante y las lesiones de acné se reducen hasta desaparecer, en muchos casos.

Este efecto beneficioso sobre el acné se suele mantener en el tiempo, y se suele recomendar a los pacientes realizar una sesión de mantenimiento al año.

Tras el tratamiento contra el acné con láser 1540 se puede hacer la incorporación a la vida normal

Tras el tratamiento contra el acné con láser 1540 se puede hacer la incorporación a la vida normal.

El efecto antiinflamatorio de los sistemas de luz y láser

Dentro de un proceso de acné la inflamación en el folículo pilosebáceo desencadena toda una serie de acontecimientos que lleva a cuadros de acné importantes con el riesgo de secuelas en forma de cicatriz que ello supone.

Los sistemas de luz pueden tener un efecto antiinflamatorio beneficioso, sobre todo los sistemas de luz azul de LEDs: parece que provocan cierta fotomodulación que lleva a la mejora de la inflamación. No podemos descartar que otros sistemas como la Luz Pulsada Intensa, o incluso los equipos infrarrojos como Starlux 1540 puedan provocar este efecto antiinflamatorio beneficioso para el tratamiento del acné.

Los sistemas de luz pueden tener un efecto antiinflamatorio beneficioso en el tratamiento del acné

Los sistemas de luz pueden tener un efecto antiinflamatorio beneficioso en el tratamiento del acné.

¿Tiene alguna duda sobre el tratamiento de acné con láser y sistemas de luz? Contacte ahora con IML.