Estás en »»

Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
El acné es un problema frecuente que
requiere un tratamiento temprano y eficaz.
Para el acné existen distintos tipos de tratamientos; en muchos
casos una combinación de ellos es lo más eficiente.
Los dermatólogos de IML le pueden recomendar cuál
es el tratamiento ideal para eliminar el acné.
IML cuenta con Acné Repair, un tratamiento específico
para eliminar el acné activo y las marcas de acné.
El tratamiento con láser es una herramienta
muy eficaz para eliminar el acné.
  

El acné

El acné es uno de los problemas más frecuentes en las consultas dermatológicas. Es una enfermedad que afecta al 80% de las mujeres y hasta un 90% de los hombres. Su presentación clásica es en la adolescencia, un poco antes en las mujeres (14-17 años) que en los hombres (16-19 años).

En la actualidad se tiene una conciencia mayor de la importancia de un diagnóstico y tratamiento precoz del acné para evitar secuelas físicas (en forma de cicatrices) y psicológicas.

Es importante que el dermatólogo aconseje a cada paciente sobre todas las alternativas posibles para llegar a un tratamiento eficaz contra el acné.

El acné es una enfermedad de las glándulas sebáceas

El acné es una enfermedad de las glándulas sebáceas.

¿Le llamamos? »

La glándula sebácea

El acné es una patología multifactorial de la glándula sebácea, por ello es conveniente dar unas nociones sobre su anatomía y funcionamiento.

Las glándulas sebáceas son estructuras formadas por uno o varios acinos que desembocan en un conducto excretor común, normalmente se encuentran asociadas a un folículo piloso, denominándose a todo ello unidad pilosebácea.

Los seres humanos tenemos glándulas sebáceas distribuidas por toda la superficie del cuerpo, pero las más grandes y en mayor densidad se localizan en la zona facial y el cuero cabelludo (hasta 400-900 glándulas/cm2).

Las glándulas sebáceas liberan el sebo a la superficie, la secreción se realiza mediante la desintegración de células enteras. Este proceso se denomina secreción holocrina. El sebo humano está compuesto por colesterol, escualeno, ésteres de cera y triglicéridos.

La función del sebo consiste en impedir la pérdida de agua por la superficie de la piel, ayudando a mantener la piel suave y lisa. Otra función muy importante es protegerla de la infección de bacterias y hongos, ya que contiene inmunoglobulina A. El sebo también protege a las capas superficiales de la piel de la oxidación porque tiene vitamina E en su composición.

El acné es una inflamación de la glándula sebácea con posterior infección

El acné cursa con una inflamación de la glándula sebácea con posterior infección.

Solicitar Consulta Gratuita

No se sabe a ciencia cierta cuáles son todos los factores que regulan la producción de sebo, pero sí conocemos la importancia de algunos de ellos. Las glándulas sebáceas requieren la estimulación androgénica para producir sebo, no influyen tanto los niveles de testosterona totales en sangre sino que se le da más importancia al sulfato de dehidroepiandrosterona (DHEAS, andrógeno adrenal) y su conversión a testosterona y dihidrotestosterona en la glándula sebácea. Las enzimas que se necesitan para transformar el DHEAS en andrógenos más potentes están presentes en las glándulas sebáceas.

El efecto de los retinoides en el tratamiento del acné sugiere que los receptores de estas moléculas presentes en las glándulas sebáceas regulan su función así como los receptores de crecimiento de fibroblasto y los de proliferación de peroxisomas.

¿Tiene alguna duda sobre el tratamiento de acné? Puede solicitar una consulta informativa gratuita en nuestra clínica de Madrid.

¿Desea más información? las condiciones. Cargando consulta